NotiTlax
Sin categoría

Tintero | Ignotos, el primer paso en seguridad – El Sol de Tlaxcala

Para el recién nombrado titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, Ramón Celaya Gamboa, el primer reto será trabajar el tema de los ignotos. Este adjetivo proviene del vocablo latino ignōtus, traducido como “desconocido”. Es usado para aludir a quien no ha sido descubierto en sus movimientos.

El gobierno desconoce sus nombres y, por ende, no puede ubicarlos. Son, en el anonimato, populares o temidos por lo que hacen. Explico. En tiempos del priista Ernesto Zedillo Ponce de León, la banda delictiva liderada por Daniel Arizmendi, alias el “mocha orejas” generó una psicosis en el país porque, además de secuestrar a las personas, les cortaba las orejas con un cuchillo cebollero. Las autoridades federales no sabían quién y cómo era -físicamente- el jefe de ese grupo delictivo, ni su margen de operación.

De hecho, el 18 de agosto de 1998, cuando finalmente lograron aprehenderlo, tras el apoyo de las autoridades de Estados Unidos de América (EE. UU.), un medio de comunicación mexicano público un día antes: “El miedo tiene nombre”. El impacto fue tal que la frase fue usada para una película estadounidense que recreó algunas escenas sobre la gravedad de los plagios en este país.

Por muchos años, para el gobierno de la República ese delincuente fue considerado, por sugerencia del gobierno “gringo”, un ignoto, no criminal escurridizo. Él sentía, por problemas psicológicos, placer al asesinar a sus víctimas y operó por muchos años como un “fantasma”,

Ahora, las zonas sur y norponiente de la entidad se han convertido en terrenos de ignotos. Ninguna autoridad ha logrado, hasta ahora, determinar qué grupos son los que arrojan cuerpos a la entidad como si fuera basura aunque así lo hacen, en bolsas y costales de harina.

Eso sí, en Tlaxcala, las autoridades siguen con la misma versión de que “son asesinados en Puebla y que su destinado final es Tlaxcala”. Vaya ¡qué gran hallazgo!, eso lo sabe cualquier persona. Es evidente que no hay pistas, mucho menos líneas de investigación para dar con los culpables.

Al gobierno de Puebla, es evidente, no le importa el tema simple y sencillamente porque aceptar esa teoría sería tanto como reconocer que, en materia de seguridad, su política es un verdadero fracaso, como ya o es. Pero no solo eso, sus estadísticas de asesinatos dolosos irán al alza.

El reto es grande, sobre todo porque el asunto ha provocado mucho temor entre las personas. Por ejemplo, San Pablo del Monte e Ixtacuixtla y otras comunas, ya son consideradas “zonas rojas”, en la tarde-noche, la gente no quiere salir a las calles para evitar ser asaltados o asesinados.

Y cómo no, si quienes han aparecido muertos en Tlaxcala, fueron literalmente descuartizados. Muchas de las partes de sus cuerpos ni siquiera han sido halladas. No hay capacidad para investigar eso.

Hay demasiado saña y, él, o los ignotos, disfrutan destrozar a los asesinados. Demasiado odio y es la hora que, como en atentados en el mundo, ninguna organización se ha adjudicado los homicidios.

Los terroristas, por ejemplo, presumen -en su gran mayoría- lo cometido y hasta usan los medios de comunicación y redes sociales para pavonearse de que mataron a decenas, cientos o miles a quienes consideraban enemigos de sus naciones.

Ramón Celaya, según sus declaraciones, se ve decidido a tomar el “toro por los cuernos”, pero no podrá solo. Necesita, de entrada, realizar una reestructuración total de los mandos de la dependencia a su cargo para evitar que quienes han “echado raíces” terminen coludiéndose con hampones. El tema de la seguridad no es cosa menor. Son muchos los flancos que deben ser cubiertos. Por ejemplo, en los municipios es donde la gente percibe una mayor desconfianza con los policías. No todos están certificados ni han aprobado los controles de confianza. Luego entonces, ¿por qué creer en ellos? ¿Por qué dejar en sus manos la integridad de los habitantes? La alarma social va en aumento. El funcionario no tiene las cosas fáciles, pero si como dijo que “no viene de vacaciones a Tlaxcala”, (lo que declaró a El Sol de Tlaxcala), ya es una buena señal. Al tiempo.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Presenta UATx Maestría en Argumentación Jurídica en Puebla – 385 Grados

NotiTlax

Frustran robo y aseguran a mujer – El Sol de Tlaxcala

NotiTlax

En fase de investigación complementaria, caso de Pedro N.  – 385 Grados

NotiTlax